La Sociedad de Cazadores de Bobadilla celebró el sábado una jornada de convivencia en la que sus socios se dedicaron a la limpieza del entorno natural de sus acotados retirando todo tipo de basuras con objeto de dejar en perfecto estado el campo antes del comienzo del periodo general de caza para esta temporada.

Img

Muchos niños y socios de todas las edades participaron en una actividad que sirvió para limpiar todo tipo de basura. "Efectivamente hemos retirado cartuchos y vainas de cazadores de un porcentaje mínimo de cazadores a los que todavía hay que exigirles que cumplan la Ley y respeten nuestro entorno. Pero fundamentalmente hemos recogido enseres y muebles tirados al campo, electrodomésticos rotos, vidrios y botellas, plásticos... En definitiva basura que no generan los cazadores" señala Andrés Báez, presidente de la Sociedad de Bobadilla.

"Este tipo de actividades cada vez son más frecuentes entre las sociedades de cazadores andaluzas y demuestran que la caza es una actividad que se desarrolla todo el año, incluso en los períodos de veda en los que los esfuerzos se centran en la gestión, mejora y conservación del medio ambiente" apunta José María Mancheño.

La jornada finalizó con un almuerzo de convivencia que sirvió a los socios para poner en común sus expectativas e ilusones antes de que comience el período general de caza.