La guadería de coto de la Sociedad de Cazdores de Moguer recuperó un mochuelo herido al golpearse con un tendido eléctrico y que fue hallado ayer por la mañana en los terrenos de esta sociedad de caza onubense.

Img La guardería de la Sociedad de Caza de Moguer recupera un mochuelo herido en un

Armando Romano, guarda de coto de la Sociedad de Moguer, dio aviso al Seprona y a los Agentes de Medio Ambiente para entregar esta especie protegida, que fue trasladada al Centro de Recuperación e Especies Amenazadas (CREA) para su rehabilitación.

Esta noticia, que confirma una vez más el compromiso de los cazadores andaluces con la conservación y la protección de la biodiversidad, no es un caso aislado, sino una práctica habitual que se repite con frecuencia. No en vano, la pasada semana miembros de la Sociedad de Cazadores de Bobadilla recuperaban un Halcón Abejero desnutrido y deshidradato que se encontraba en sus terrenos acotados y que, tras ser rescatado, se entregaba también a Agentes del Medio Ambiente para su recuperación.

"Estas actuaciones demuestran que los cazadores son los primeros custodios del medio ambiente y que su compromiso es vital en la protección de multitud de espcies protegidas" señala José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza.