Pide a la Junta de Andalucía que se redoblen esfuerzos para solucionar un problema que están afrontando los cazadores sin ninguna colaboración

La Federación Andaluza de Caza pide a los cazadores que colaboren con las administraciones y entidades científicas que trabajan en el problema surgido ante el brote de mixomatosis en liebres comunicando los casos que detecten en sus cotos durante las jornadas de caza o gestión.

Img La FAC pide a los cazadores que colaboren comunicando los casos de mixomatosis e

Así, cualquier cazador que detecte un caso de liebre enferma o muerta por mixomatosis debe ponerse en contacto con el Servicio Veterinario de la Junta de Andalucía llamando a los teléfonos 671 594 340 ó 670 943 885. Si bien se han habilitado otros números de contacto para comunicar los casos aparecidos, la Junta de Andalucía solicita que los casos detectados en nuestra región se informen a través de su Servicio Veterinario para así disponer de datos reales y directos de cómo y dónde está afectando la patología en la comunidad.

La FAC recuerda que las posibles soluciones al problema de la mixomatosis en liebres pasan por tener un "mapa" detallado y real de la situación y evolución de esta patología en nuestra comunidad, por lo que la colaboración del sector cinegético es vital.

Ante la aparición de nuevos casos de liebres enfermas y muertas por esta enfermedad, la Federación Andaluza de Caza ha pedido a la Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible que se redoblen esfuerzos para encontrar soluciones a un problema que están afrontado los cazadores sin colaboración de ningún otro colectivo y que pone en peligro el futuro de una especie fundamental, no ya para la caza sino para los ecosistemas y la biodiversidad andaluza y nacional.

No en vano, el sector cinegético es el único que está actuando directamente ante este problema aportando información sobre la evolución de la enfermedad y llevando a cabo una gestión cinegética que favorezca la conservación de la especie. Al mismo tiempo, se ha creado –a través de la Fundación Artemisan- el Grupo MIXOlepus, que intenta identificar el genoma exacto del virus y su comportamiento para hallar soluciones futuras que frenen esta grave amenaza para la liebre.