El guarda de la Sociedad de Cazadores de Montemayor (Córdoba) ha rescatado esta mañana a dos podencos que habían caído en una balsa de riego y estaban a punto de ahogarse. 

Img

José Miguel Aceituno Espejo, guarda de la sociedad cordobesa, guardaba esta mañana los acotados cuando escuchó los gemidos de los dos podencos, que habían caído en una balsa de riego que se encuentra en la linde del coto.

El guarda no ha dudado en atarse una cuerda y rescatar a los dos perros, que no podían salir al resbalarse por los plásticos que recubren las paredes de la balsa.

"Sospechamos que los perros pueden ser de cazadores de otros cotos que los estén buscando o bien de cualquier otra persona ya que la balsa se encuentra en una de las lindes del coto" explica Juan Antonio Moreno, presidente de la Sociedad de Caza de Montemayor, quien ha señalado que "hemos constatado que no es de ninguno de nuestros socios y ahora estamos intentando localizar a sus dueños".

El vídeo, que fue grabado por el compañero que sostenía la cuerda por la que descendió el guarda para el rescate, rompe con los prejuicios y estereotipos que se vierten contra los cazadores en relación al abandono y maltrato de sus perros demostrando, una vez más, su compromiso con el bienestar.